Sumergete en tu propio corazón

martes, 1 de julio de 2014

Once upon a time 3

En las calles bajas de la ciudad todo suponía un riesgo, y más cuando era un personaje público que todos conocían. Si la denunciaban las cosas podrían acabar muy mal para ella y sus amigos, pero ella seguia arriesgandose, porque sabía a ciencia cierta lo que hacia y por qué.
Se aclaró la garganta cuando llegó a las callejuelas donde se podia apreciar el bajo nivel de vida de los ciudadanos. Las casas estaban arruinadas, las puertas de madera podrida, ventanales rotos, algunos tenían paja para gozar de más intimidad y otros habian tenido que quitar parte de la casa para reformar la puerta, los ayudaba a soportar un invierno más, pero lo que a Argy le supuso una tremenda angustia fue ver como una familia se encontraba en la parte de fuera de la casa sosteniendo a un jovén de unos diez años el cual tenía una enorme raja del tobillo a la rodilla.Tenia la firma de los guardias del Rey, sufrimiento y una muerte lenta y dolorosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario