Sumergete en tu propio corazón

martes, 22 de octubre de 2013

A la Luz de la Luna Llena tu fuiste la única estrella...

Recuerdo a cada segundo el tacto de tus dedos sobre mi espalda, haciéndome sentir como la pieza más delicada del mundo. No puedo olvidar aquella sensación de como irremediablemente mis pulsaciones subían al igual que mi necesidad de probar tus labios,la incertidumbre de saber que iba a ocurrir pero no poder predecir el momento exacto. Y cuando ocurrió,sentí como si cada parte de mi supiera que mi lugar era aquel, en el momento adecuado, con la persona adecuada, vi que mi imaginación se había quedado corta,que tu sabor era mucho mejor de lo que mi mente podía llegar a procesar, sentí las ganas de comerte la vida a besos más allá de la entrada del día. Parecía increíble como nuestras pulsaciones se juntaban al son a las del otro, y de como nuestras lenguas jugaban a buscarse la una a la otra sin remedio, necesitándose, anhelando estar completamente unidas. Amaba sentir nuestras sonrisas cómplices y nerviosas entre beso y beso, al mismo tiempo... Sé que nunca te olvidaré y que creo en el amor, el fugaz,el que no sabes que ocurrirá, el mágico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario